En Medellín suenan los 15 de Altavoz Fest

ALTAVOZ FEST es un programa estratégico de la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín que genera espacios de convivencia entre los jóvenes, con base en el reconocimiento de las diferencias en cuanto a tendencias juveniles, estilos de vida, concepciones y géneros musicales como fuentes de riqueza cultural de nuestra sociedad.

Altavoz nació en el año 2004 como el gran escenario para los artistas de Medellín. En esa primera edición se realizó un concierto con bandas locales, un invitado nacional y otro internacional, pero más que un día de festival fue la apertura a todo un proceso que se establecería a partir del 2005, y que tenía que ver con la democratización y el acceso a los espacios para todos los músicos de la Ciudad.

Uno de los elementos más importantes de Altavoz es, sin duda, la convocatoria pública y abierta. En el 2005, fue la primera vez que se seleccionaron las bandas a través de jurados, y que pudieron presentar sus propuestas en un entorno diferente a las relaciones personales de todos los integrantes. Las bandas sabían cómo podían entregar sus proyectos y con qué criterios se seleccionarían, esto permitió que muchos artistas de la ciudad pudieran emerger solo por su talento. Gracias a esto en Medellín se conocieron muchas agrupaciones que hacían su trabajo de una manera seria y profesional, pero que no contaban con la suerte de circular por los medios tradicionales.

La Convocatoria se convirtió en el sello de un festival internacional que estaba enfocado en el crecimiento de las bandas locales, situación que puede evidenciarse en una edición tan exitosa como la del 2017 donde se presentaron 256 bandas a este proceso.

Altavoz desde el principio se visualizó como un proyecto cultural y pedagógico compuesto por varias etapas: Convocatoria, Audiciones Altavoz, Ciudad Altavoz, Altavoz Lab y Altavoz Fest (el cierre del proceso, el festival internacional donde los locales se mezclan con otros artistas del país y el mundo), cada una de ellas llena de sentido y con el propósito de crear una plataforma de construcción de artistas y ciudadanos integrales, propósito que sigue en pie hasta el día de hoy.

Uno de los grandes aportes a la escena que hace el Festival es el ciclo formativo. Durante todo un año se hacen diferentes charlas, talleres, conferencias y asesorías a las bandas de la ciudad. En la misma línea de ser un festival promotor para las agrupaciones locales, se requiere que las bandas se cualifiquen en diversos temas como: interpretación, puesta en escena, administración, managment y muchos temas relacionados con la música.

El crecimiento de las agrupaciones locales se ha expresado, en gran manera, en la circulación nacional e internacional que han tenido durante estos años de vida de Altavoz. Una buena cantidad de las bandas se han presentado en festivales nacionales como Rock y Hip hop al Parque, e internacionales como Vive Latino y Force Fest en México, Imesur en Chile, por mencionar solo algunos. Estas agrupaciones han sido seleccionadas por la organización de cada festival y han contado siempre con el apoyo por parte de la Alcaldía de Medellín a través de su Secretaría de Cultura Ciudadana.

En Altavoz Fest también se han generado espacios de negocios para los integrantes de las diferentes agrupaciones.En cada edición son invitados importantes productores musicales nacionales e internacionales, con el fin de que conozcan el talento de la ciudad, que los artistas que hacen parte del Festival puedan abrir nuevos mercados para su música y las agrupaciones se conozcan entre sí para que se generen dinámicas de trabajo en conjunto

Referente a la ciudadanía, en Medellín se han hecho 14 ediciones de Altavoz Fest y la audiencia siempre ha manifestado tolerancia hacia la diferencia del otro.Año tras año se ha generado un ambiente seguro en el que concurren miles de personas en completa tranquilidad, y aunque hay una relación directa entre el Festival y los jóvenes, pues fue gracias a ellos que se dio vida a éste, hoy es un espacio de encuentro de diferentes generaciones, en el que existe un interés común por la música, el arte, la cultura y el respeto por las otras tendencias.

Hoy Altavoz es una plataforma musical reconocida en Latinoamérica como espacio de circulación para los sonidos hechos en Medellín, y también como un puente para que las nuevas músicas de la ciudad puedan llegar a diferentes lugares del continente. Los artistas locales continúan, sin duda alguna, siendo los protagonistas de esta celebración en la que su voz es escuchada a través de canciones, en la que su talento es ovacionado y en la que pasan de ser ciudadanos normales a referentes artísticos para un público que los observa, los aplaude y admira.

La participación de los artistas no ha estado únicamente enfocada en sus presentaciones en los shows. Los músicos, que también fueron fundamentales en la creación del Festival, siguen siendo actores importantes en su desarrollo. El diálogo constante entre la institucionalidad y ellos ha permitido que el propósito de su creación se mantenga intacto.

Después de 14 ediciones, Altavoz Fest es el resultado de un sueño de jóvenes rebeldes, libres y creativos que no se conformaron, y lucharon por alzar su voz para dar vida a una fiesta donde la música se ha convertido en la excusa para fortalecer los lazos de convivencia, paz, tolerancia y el desarrollo sociocultural de la ciudad.

Ahora Medellín se prepara para conmemorar el aniversario número 15 de un festival que cambió su historia, y es que hace años la ciudad suena ¡diferente!, suena ¡Altavoz!